29 Oct

Reinventar el modo de vida

La producción agroalimentaria fecunda nuevas vías económicas para encauzar la vida sin abandonar el pueblo.

Carme Escales / Vallfogona de Ripollès
Sábado, 02/09/2017 | Actualizado el 05/09/2017 a las 21:17 CEST

La devoción, a veces incluso obsesiva, que ha despertado en los urbanitas el producto de proximidad: el sabor de tomate de pueblo, la carne de las vacas que pacen en la colina o los huevos con yema superamarilla, da sentido a una de las explicaciones de la necesidad mutua del campo y la ciudad. «Mundo rural y urbano forman un todo cada vez más conectado», dice Marc Riera, presidente de la Fundació Món Rural.

«Ambos mundos se aportan bienes y servicios continuamente: el mundo rural aporta productos, energía, agua, servicios ambientales, servicios sociales (como el placer, el turismo...), y cultura al mundo urbano. Y este aporta al mundo rural otros productos, servicios y otra cultura. Las dos realidades deben conocerse y respetarse mutuamente y el país no se puede entender sin una de las dos», añade Riera. Pensando en ello, experiencias como la de Jaume Casas siembran esperanza en los núcleos rurales.

Cuarta generación ganadera
En 1952, los bisabuelos de Jaume Casas compraron la propiedad del Mas Pinós, una gran masía y tierras en el municipio de Vallfogona de Ripollès. Se hicieron con las 700 ovejas de las que ellos mismos ya se ocupaban. Vivían allí desde 1901, trabajando las tierras y cuidando el ganado de los dueños de la casa. Hasta que la adquirieron.

El descendiente de aquellos emprendedores hoy es productor de carne ecológica y embutidos que dan continuidad a la iniciativa de los bisabuelos. El ganado y los pastos siguen alimentando a la familia en esta cuarta generación. Jaume Casas tiene ahora 26 años y acaba de ser padre de una niña, que también contribuirá a dar sentido y continuidad a la escuela del pueblo. «Prestando atención al respeto medioambiental y a la preferencia social de una alimentación más natural y de proximidad, nuestra producción es de carne de vaca ecológica», explica Casas. También para su negocio la tecnología juega un papel importantísimo, no solo a la hora de manipular y envasar el producto, sino también para darlo a conocer más allá de la comarca, vía web www.maspinos.cat.

Mimar al sector
Cuidar al sector agrario por su papel económico y de gestión del territorio, garantizar la conectividad, tanto de internet como de transporte público, y acompañar el nacimiento y consolidación de empresas en el ámbito rural, están en el debate social de quienes afrontan con más consciencia el reto de ganarle la partida a la despoblación. «Hay que hacerlo de manera transversal, no sirve una política de desarrollo de empresa si luego no se puede contar con una óptima conexión a internet. Hay que crear oportunidades para ganarse la vida acompañadas de un buen nivel de servicios básicos», defiende Marc Riera, desde la FMR.

Auspiciado por el programa recerCaixa de l’Obra Social ‘la Caixa’, el proyecto Hamlets acaba de iniciar su andadura, de la mano de www.micropobles.cat. Nace para aportar ideas y atraer y mantener nuevas historias de vida en pequeños núcleos.

Fuente: http://www.elperiodico.com/es/sociedad/20170902/reinventar-el-modo-de-vida-en-los-pueblos-6260477

Modificado por última vez el Martes, 28 Noviembre 2017 10:23